Haz realidad tus fantasías eróticas de acuerdo con tu pareja

Ains, las fantasías eróticas. ¿Quién no las tiene? ¿Quién no desea convertirlas en realidad? Pues de eso mismo trata el post de hoy, de daros algunas razones para que practiquéis vuestros anhelos más sexuales con vuestra pareja.

Atreverse a cumpliar las fantasías eróticas

fantasías eróticasY es que cada vez es más común que las personas abran sus fantasías sexuales a su chico/a para hacerlas realidad, aunque todavía hay gente que prefiere que se queden en su cabeza sin saber que en muchas ocasiones este tipo de fantasías eróticas no hace más que aumentar el deseo sexual de ambas partes de la pareja.

Porque esto último es quizás una de las razones más importantes por las que en muchas ocasiones debemos dar rienda suelta a este tipo de fantasías.

Según los expertos, las fantasías sexuales despiertan el libido tanto de los hombres como de las mujeres, y por tanto, hacerlas realidad consigue que el nivel de excitación aumente, por lo que es una buena idea si últimamente notáis que la pasión en vuestra relación ha descendido.

En muchas de nuestras fantasías sexuales solemos recurrir a juguetes sexuales. Consoladores, dildos, cuerdas, lencería o fustas son elementos que aparecen habitualmente en las mentes más calenturientas.

Si se toma la decisión de hacer realidad estos sueños eróticos es recomendable informarse sobre cómo usar este tipo de juguetes tanto antes de la practica como posteriormente.

Los límites a las fantasías sexuales los ponéis vosotros.

Pero a la hora de hacer realidad las fantasías eróticas hay que tener en cuenta que en muchas ocasiones hay que poner límites. Si bien es cierto que las fantasías dejan de ser interesantes una vez que ya las has hecho realidad, hay que saber también cuándo está bien cumplir una fantasías sexual y cuándo no.

Hay algunas fantasías sexuales que deben quedarse en simples fantasías, ya que de hacerlas realidad se podría dañar la relación de pareja. Por eso lo mejor es hablarlo, poner las cartas sobre la mesa y si son factibles hacerlas realidad, claro.

Es cierto que las fantasías sexuales de los hombres suelen ser más explicitas y genitales que las de las mujeres, que son más afectivas y eróticas. Pero no hay que equivocarse. Ambos sexos suelen llegar al límite de lo prohibido.

Por este motivo, cuando las parejas pasan algún tipo de crisis, se recomienda que hagan realidad sus fantasías sexuales y suelen ser una parte importante de las terapias sexuales.

Las fantasías eróticas además aumentan la creatividad de la pareja. Al hablar de los anhelos sexuales más profundos la creatividad está a flor de piel, y muchas veces es la otra parte de la pareja la que pone la guinda del pastel haciendo aún más atractiva la fantasías sexual.

En definitiva, hay que dejar a un lado todos los tabúes en lo relacionado al sexo y dar rienda suelta a las fantasías sexuales de ambas partes de la pareja.

Si la comunicación es fluida, y se pierde el miedo, el resultado será muy, pero que muy satisfactorio.

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar