Los beneficios de los juguetes eróticos en tí y tu pareja

Hoy os traemos algunos beneficios de los juguetes eróticos que estos aparatitos llevan consigo, además del placentero, claro. Pero antes vamos con un poco de como surgieron y el uso de estos juguetitos sexuales.

Historia de los juguetes sexuales

A pesar de que los juguetes sexuales están de rabiosa actualidad, lo cierto es que son mucho más antiguos de lo que podáis creer.

Parece ser que esto de utilizar cositas para jugar en la cama, ya sea solo o en pareja lleva en nuestro ADN desde tiempos inmemoriales.

Eso sí, como todo en la vida, este tipo de herramientas han ido evolucionando hasta convertirse en los juguetes sexuales que conocemos hoy. Pero claro hay que tener en cuenta que antes no existían los materiales ni la tecnología que hay ahora, por lo que os vamos a hablar de utensilios muy rudimentarios pero que cumplían su función, claro.

Primeros consoladores conocidos de la historia

El primer consolador que se conoce data del año 23.000 A.C. Sí, habéis leído bien. Se encontraron en la cueva de Hohle Fels, en la localidad alemana de Ulm. Se trataba de juguetes sexuales hechos de piedra, brea o madera, y era lo que estas primitivas parejas utilizaban para aumentar la temperatura en la cama en plena Edad de Hielo.

Los primeros consoladores era de piedra, brea o madera!

Pero sin duda una de las mujeres que más disfrutó con estos rudimentarios aparatitos fue la gran Reina Cleopatra. Para combatir el calor que debía hacer en Egipto, la buena de Cleopatra se las ingenió para construir un vibrador. Para ello, metía algunas abejas en un trozo de cuero fino, y el zumbido de las abejas hacía el resto.

Tal era la afición de esta reina por los consoladores que cuenta la leyenda, que el gran Julio Cesar le regaló uno de oro macizo. ¡A lo loco!

Las primeras sex shops, en el Renacimiento.

Pero bueno sigamos viajando en el tiempo. Las primeras sex shops vieron la luz en Italia, en pleno renacimiento. Eran lugares donde las mujeres iban a comprar sus juguetes sexuales, que generalmente estaban realizados en madera.

Las italianas usaban el aceite de oliva para lubricar la zona, ya que no era plan de tener irritaciones tontas. Pronto estas tiendas llegaron también a Inglaterra y en un abrir y cerrar de ojos estaban por los principales países europeos.

Pero el tiempo pasa y la tecnología avanza. El primer consolador con movimiento propio se creó en 1869 y funcionaba a vapor. Se trataba de un aparato ideado por el Doctor George Taylor que servía para tratar la histeria femenina, una enfermedad que volvía a las mujeres locas por la necesidad de deseo sexual y que sólo se curaba a través de este aparato que “fabricaba orgasmos”, o eso decían, claro.

Hitler y sus muñecas hinchables de regalo a sus soldados

Y seguimos, para bingo. En plena segunda guerra Mundial, Hitler ordenó que se le entregaran a sus tropas muñecas hinchables para que se relajasen.

Pero lo cierto es que no fue un regalo altruista para que sus muchachos se desfogaran porque sí, si no que realmente se las entregó para que el ejercitó alemán no se pasara por los burdeles franceses, ya que según Hitler, las prostitutas francesas podrían pegarles enfermedades de transmisión sexual que diezmaran su poderoso ejercito.

Como no podía ser de otra manera, estas muñecas eran rubias y con ojos azules. Lo que no queda claro es si la cosa funcionó, o los soldados alemanes preferían a las prostitutas francesas.

Los juguetes sexuales poco a poco fueron evolucionando hasta llegar a la actualidad, donde tanto los hombres como las mujeres pueden encontrar una gama de lo más amplia para que elijan el juguete sexual que más les guste. Porque ya se sabe que para gustos, los colores., y actualmente el catálogo ha ido creciendo con el avance de las nuevas tecnologías. Y lo que queda, claro.

Ahora sí, vamos con los beneficios que tiene usar juguetes en tus relaciones sexuales, especialmente en pareja.

Prueba los beneficios de los juguetes eróticos en tu relación

Sí seamos consecuentes. En muchas ocasiones la monotonía se puede adueñar de la relación de pareja y acabar siendo una verdadera lacra para nuestra vida sexual. Además, muchas mujeres no acaban de sentir placer cuando mantienen relaciones sexuales con su chico, y aquí es donde entran los juguetes eróticos.

Reactiva el deseo sexual

Innovar es una parte fundamental en las relaciones sexuales. Llevar a la cama nuevas experiencias despereza nuestro lado más sexual y es un aliciente perfecto para volver a encender la  llama de la pasión.

Juguetes eróticos como los disfraces eróticos o los vibradores son una buena manera de iniciarse en este mundo, ya que además de ayudar a que ambos lleguen al orgasmo, harán de esa noche un recuerdo imborrable para ambos.

Juega, juega, juega.

beneficios de los juguetes eróticosSí, como su nombre indica son juguetes. ¿Y para qué se usa un juguete? Pues para jugar. Y en eso se basa el sexo sano, en disfrutar.

Los juguetes sexuales son una gran ayuda para llegar al orgasmo, pero también son una herramienta perfecta para que la pareja mejore su comunicación. Porque cuando las dos personas se familiarizan con los juguetes sexuales, es habitual que se empiece a hablar de sexo sin tapujos. Descubriréis cuáles son los gustos de vuestra media naranja, las fantasías o simplemente os reiréis juntos cuando os pongáis delante de la pantalla del ordenador a elegir vuestro próximo juguete erótico.

Hay que tener en cuenta que el juego y sobre todo la comunicación, son las bases perfectas para mantener una relación sexual sana y placentera.

Adiós a los problemas de erección.

Es habitual que muchos hombres tengan problemas de erección. Los juguetes eróticos pueden solucionar este tipo de inconvenientes que en muchas ocasiones, si no se trata adecuadamente, pueden acabar con la vida sexual de la pareja.

Hay algunos productos como los anillos vibradores, que se colocan en la base del pene, que ayudan a que la erección dure más y además da placer a ambos miembros de la pareja.

De la misma manera, pero en el caso opuesto, los lubricantes o las cremas íntimas ayudarán a que ellas solucionen la falta de lubricación.  En conclusión, los juguetes eróticos ayudarán a que vuestra relación sexual sea más larga y por tanto más divertida.

Creatividad al poder.

Como ya hemos comentado, los juguetes eróticos ayudan a generar una gran dosis de complicidad en la pareja, tanto en la cama como en la vida cotidiana.

¿Y qué pasa cuando se habla sin tapujos de un tema? Pues que la creatividad está a flor de piel. La gran variedad de juguetes eróticos que hay en el mercado conseguirá que cada vez seáis más creativos en vuestras relaciones sexuales, lo que hará que exploréis al máximo vuestros cuerpos, os conozcáis mejor y disfrutéis el doble en la cama.

Así que no lo dudéis, echar un vistazo a la gran cantidad de juguetes eróticos que hay en nuestra tienda y empezad a disfrutar del sexo sin tapujos: mejorareis vuestra relación de pareja.

Deja un comentario

1 × 3 =